Más de un tercio de los edificios de la ciudad que tienen más de 20 años y están obligados a presentar en la Gerencia de Urbanismo un informe de inspección técnica y aquellos inmuebles que deben renovarlo —transcurridos diez años desde la presentación de la primera documentación prescriptiva— tiene pendiente pasar la inspección técnica de edificios (ITE) en Sevilla.

Así, de los 67.445 edificios de la capital que debían cumplir la ITE, un total de 44.384 la han presentado alAyuntamiento de Sevilla, mientras que 23.061 aún no lo han realizado, lo que supone un grado de incumplimiento del 34,19%.

La presentación de informes de inspección técnica ha pasado de una primera fase inicial de presentación del primer informe de ITE para todos los edificios de una antigüedad superior a 20 años, a una segunda fase de presentación de la renovación de ese informe que se produce a los diez años de la presentación del primer informe.

Según el Ayuntamiento, la gran mayoría de los edificios de la ciudad ya tienen más de 20 años de antigüedad y están obligados a la presentación del primer informe. Sin embargo, el grado de incumplimiento es del 30,24%, ya que de los 58.652 inmuebles que debían presentar la ITE quedan por hacerla un total de 17.334.

La renovación del informe transcurridos diez años desde la presentación del primero, presenta un porcentaje menor de cumplimiento, alcanzando únicamente el 39,42 % (3.466 inmuebles de 8.793), por lo que el 60,58% de edificios (5.327) tiene pendiente la ITE.

La inspección técnica de edificación (ITE) es la obligación de los propietarios de inmuebles de efectuar una inspección periódica dirigida a determinar el estado de conservación de las mismas y el cumplimiento del deber de mantenimiento impuesto por la normativa urbanística y del régimen del suelo. Así, los propietarios deben presentar en el registro de la Administración local pertinente (en el caso de Sevilla, en el registro de inspección técnica de la edificación, situado en la Gerencia Municipal de Urbanismo) el informe elaborado por un técnico competente.

El informe de evaluación de edificios, además de comprender el estado de conservación de los edificios, comprueba las condiciones básicas de accesibilidad y la certificación de eficiencia energética del edificio.

Sanciones

El incumplimiento por parte del propietario de su obligación de cumplimentar en tiempo y forma la ITE cuando afecte a construcciones o edificaciones catalogadas constituye infracción muy grave.

Las cuantías mínimas de las sanciones a los propietarios de edificaciones que no tienen en vigor la ITE oscilan desde los 600 euros en el caso de que las infracciones sean leves, 3.000 euros para las infracciones graves y 6.000 euros por infracciones muy graves.

El Ayuntamiento de Sevilla aprobó el 25 de mayo del año 2000 la primera Ordenanza sobre Inspección Técnica de Edificaciones, antes incluso de la aprobación del marco urbanístico autonómico regulador, que representa la Ley 7/2002, de Ordenación Urbanística de Andalucía.

La normativa reguladora ha tenido varias modificaciones para adaptarla a los cambios legales operados y a las exigencias sobrevenidas. Así, el 20 de mayo de 2004 se aprueba un nuevo texto de la Ordenanza de Inspección Técnica de Edificaciones, posteriormente el 20 de marzo de 2009 se aprueba una modificación de la Ordenanza de Inspección Técnica de Edificaciones y ya por último por acuerdo del pleno del Ayuntamiento de 28 de septiembre de 2011 se aprueba una nueva modificación de la Ordenanza, que es la que actualmente se encuentra en vigor. Desde entonces el contenido normal del deber de conservación ha ido ampliándose al incorporarse, a la tradicional obligación de conservar los edificios, la accesibilidad universal y la eficiencia energética.

El Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Sevilla explica que un trámite con el que deberían llevar a cabo todos los propietarios de inmuebles, sobre todo en los casos de viviendas colectivas, es la contratación de una persona que asuma el asesoramiento técnico del edificio, no solo para el cumplimiento de la ITE, sino para asesorar técnicamente en el día a día del edificio, en su conservación y mantenimiento. Esto supondría un ahorro efectivo y una gestión eficiente de los recursos económicos para los propietarios.

Esta persona sería la encargada de realizar el informe de inspección y proceder a su presentación y registro en las oficinas municipales. En la actualidad, el informe no liquida tasas, «lo que supone una motivación más para cumplir con un trámite que resulta fundamental en la correcta gestión de la conservación y mantenimiento del edificio».

Retrasos en las licencias

El Colegio de Aparejadores critica que hay edificios que tienen cumplimentada la ITE y, después de que los propietarios hayan invertido en la redacción de un proyecto de conservación y realizar todos los trámites de solicitud de licencia, ha transcurrido más de un año y aún no han obtenido el permiso municipal, por lo que no pueden llevar a cabo las tareas de conservación que quedaron recogidas en el informe ITE.

El presidente del Colegio, Javier Gómez Ramallo, considera que «si desde la Gerencia de Urbanismo se quiere poner en valor la ITE, este tipo de situaciones no se deben producir, ya que generan frustración en todos los agentes que intervienen en el proceso, incluidos los propietarios».

Fuente: Periódico “ABC” ( https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-mas-tercio-inmuebles-tiene-pendiente-inspeccion-tecnica-edificios-sevilla-201807312329_noticia.html )